Un hombre usurpó la casa de una policía en Trelew, se defendió con un palo y casi la apuñala con un arma blanca cuando ella lo obligó a que se fuera.

El hecho sucedió el domingo a las 19 horas en el barrio INTA. Lo insólito del caso es que esta persona ingresó a la vivienda con una llave que aún conservaba de una relación que había tenido con la madre de la policía hacía cinco años atrás.

Este hombre, de 45 años, forzó una reja del patio de la vivienda y abrió la puerta de entrada con la copia de la llave de su difunta ex pareja.

Cuando la agente lo sorprendió en la casa, se produjo un momento de tensión. Los refuerzos llegaron a los pocos minutos y acorralaron al usurpador. El hombre los miraba sujetando un palo y amenazaba con atacarlos si avanzaban.

Luego, al verse rodeado, el agresor se puso contra a la puerta y sacó un arma blanca. Los policías esperaban a que diera un paso en falso para reducirlo.

En un instante de distracción, uno de los agentes se arrojó sobre él y éste comenzó a forcejear con el puñal.

Finalmente, los demás efecivos lograron reducirlo y quitarle el arma blanca, y se lo llevaron detenido.

El hombre quedó acusado de los delitos de "daños, amenaza con arma blanca y resistencia a a la autoridad", según dijeron fuentes policiales.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!