Pese a que en ese radio de 4 cuadras -donde se concentra la mayor cantidad de bancos- hay algunos policías de la provincia, policías federales y seguridad privada, el hecho fue cometido con absoluta soltura, informa Jornada.

Según la denuncia del damnificado, había estacionado en la avenida Gales, entre Fontana y Belgrano, en la parte posterior de la Universidad San Juan Bosco, debido a que en el centro no había estacionamiento. Cuando iba con el maletín cargado con la importante suma, fue abordado previo a poder subir a su automóvil.

DETALLES

El portador de la valija con el frondoso prontuario había extraído la suma en la sucursal de la calle Belgrano del Banco del Chubut. Previo a ser abordado por el asaltante, se había cruzado con al menos 3 efectivos policiales que cubrían la zona de bancos a esa hora pico.

En principio pasó por donde estaba la custodia del Banco Patagonia. Posteriormente, con la guardia del banco Galicia y seguidamente con personal policial que cubría las inmediaciones a la firma Fiorasi.

Sin embargo, y pese a que dos motos de la Unidad Regional brindaban apoyo como todos los días en la zona de bancos, salió de la jurisdicción dos cuadras y como si lo estuvieran esperando, lo abordaron.

Los ladrones sabían muy bien cuál era su auto, dónde había estacionado y también que en algún momento iría hacia allí para transportar el dinero extraído.