ENTRE RÍOS (ADNSUR) - Tras el femicidio de Úrsula, buscan meter presos a los jueces que demoren medidas por violencia de género. La diputada del Frente de Todos y presidenta de la Comisión de Legislación Penal, Carolina Gaillard, presentó este jueves un proyecto elaborado junto a un grupo de colegas para modificar el Código Penal y que puedan ir presos los funcionarios judiciales que demoren medidas. Esto al igual que un agresor por incumplir una restricción perimetral en una causa por violencia de género.

En el texto de la iniciativa señala: “sabemos que no todos los casos son iguales, y que no se puede realizar una modificación legal para cada caso. Pero observando el comportamiento de los servicios que debieran proteger a las mujeres, y no lo hacen, debemos avanzar más sobre sus acciones ya que el deber ser de sus funciones no tienen impacto en la realidad”.

La legisladora propone la sanción ante casos de “desobediencia” del agresor, cuando ésta se produzca ante una resolución judicial que tuviera por objeto salvaguardar la integridad física, psíquica o sexual de una persona. En el marco de un proceso en el que existiera una denuncia efectuada por violencia de género o violencia familiar, la pena será de tres a cinco años de prisión.

Asimismo, el proyecto establece que será reprimido con prisión de 15 días a un año el que resistiere o desobedeciere a un funcionario público en el ejercicio legítimo de sus funciones, o a la persona que le prestare asistencia a requerimiento de aquel o en virtud de una obligación legal.

La iniciativa también busca resolver la dilación que se genera en las causas que se tramitan por denuncias por violencia de género, y establecer una mayor rapidez en la respuesta ante el incumplimiento de medidas de protección a las víctimas, informó TN.