Un triste final para Lucas Cancino, el adolescente que fue asesinado por una puñalada en su pecho camino a la escuela cuando fue interceptado por un ladrón para robarle su mochila y su bicicleta.

El episodio ocurrió este miércoles, cerca de las 7.50 horas de la mañana, cuando el estudiante, identificado como Lucas Iván Cancino, salía de su casa ubicada de la calle Combate Naval de Quilmes, entre Lugones y Ascasubi, de ese distrito de la zona sur del conurbano.

Fuentes policiales precisaron que el adolescente se disponía a salir rumbo a la escuela cuando fue atacado por un hombre que le aplicó una puñalada con el presunto fin de robarle sus pertenencias, entre ellas la bicicleta y el celular.

Foto: Télam
Foto: Télam

“Le robaron el celular e igual lo apuñalaron, es un juego matar. No les importa nada porque la Justicia no les va a hacer nada”, dijo una vecina, a metros de la casa donde fue asesinado Lucas. La mujer remarcó a los medios que “la muerte tendría que sorprender, pero ya no sorprende porque está pasando en todos lados”.

De acuerdo a los primeros datos obtenidos en la escena del crimen, el estudiante sufrió una puñalada en el tórax. Y si bien intentó volver a su casa para pedir auxilio, cayó muerto al ingresar producto de la gravedad de la herida.

Según indicaron, el cuerpo de la víctima permanecía frente a su vivienda a la espera de la llegada de la Policía Científica para la realización de las pericias correspondientes.

La fiscal Karina Gallo, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 4 de Quilmes, se dirigía al lugar del hecho, relató un vocero judicial.

El hecho quedó caratulado como “homicidio en ocasión de robo” y la policía busca intensamente al atacante, agregaron las fuentes.

“Mi angelito, te mataron con tan solo 17 añitos. Hoy estás junto a tu abuelo”, escribió Natalia Cancino en su cuenta de Facebook. Acompañó el posteo con una foto junto al chico. Minutos más tarde compartió otra imagen, la última foto de Lucas con vida.