El miércoles 10 de noviembre se cumplieron tres años del fatal accidente que se cobró la vida de cuatro amigos chubutenses:  Malcom Viton, Sebastián Berra, César Ezequiel Jones y Franco Guido Silvestri.  El único que sobrevivió fue Luciano Virgili. Los jóvenes viajaban a Buenos Aires para ver el partido de  Boca Juniors en la Copa América.

El viaje se vio truncado cuando la camioneta en la que viajaban fue impactada de frente por otro vehículo cuyo conductor manejaba borracho. Carlos Silvestri , padre de Franco,  recordó que tras el viaje su hijo se recibiría de abogado y ya estaban con los preparativos para celebrarlo. “El 18 de noviembre iba a dar el último examen parcial en la Facultad y se recibía de abogado. Ya habíamos ido a alquilar una chacra para el disfrute de esa nueva etapa”, recordó.

A tres años del fatídico hecho, el hombre afirmó que “Lo amé a Franco antes que nazca. Yo quise ser padre siempre y él es nuestro único hijo. Él nació el 25 de marzo de 1992, fue el día más feliz de mi vida y a partir de ahí todo fue felicidad, ahora no es fácil seguir”, reconoció.

Tragedia y muerte de cuatro amigos chubutenses: la causa se podría caer y el asesino sigue libre

LA CAUSA

Carlos recordó que el conductor tenía 1,08 grs./lts de alcohol en sangre. "Ese índice le dio 3 horas después de la tragedia así que –seguramente- tenía más. Decidió arrebatarle la vida a Franco y a los otros 3 chicos (Malcolm Vitom, Ezequiel Jones y Sebastián Berra) y dejar todo ‘roto’ a Luciano Virgili”, detalló.

Durante la indagatoria que se llevó a cabo el pasado 7 de octubre, Francisco Lucesole, único imputado, se negó a declarar. “No contaba con un abogado patrocinante sino con el abogado de oficio. Alguien lo asesoró de lo complicado que estaba en la causa porque –a partir de ahí- contrató a tres abogados. Ellos pidieron que le otorguen una nueva oportunidad para declarar, pero le dijeron que no. Ahora hay que esperar el debate oral para que pueda realizar su defensa”.

 “El conductor tenía 1,08 grs./lts de alcohol en sangre", relató Carlos, padre de una de las víctimas.
“El conductor tenía 1,08 grs./lts de alcohol en sangre", relató Carlos, padre de una de las víctimas.

“Estamos esperando que nos den la fecha y calculamos -con nuestro patrocinante- que va a ser en el segundo semestre del año que viene, después de la Feria de invierno”, precisó.

Las familias esperan que se pueda cambiar la carátula de la causa de homicidio culposo a dolo eventual para que sea mayor la pena . “ Pero -si no lo podés demostrar- te quedás sin nada. Literalmente, es como que se cae la causa. Nos dijeron que había elementos pero no sirven si no se cuenta con las pruebas concretas para demostrarlo así que seguimos con la figura del ‘homicidio culposo”, señaló en diálogo con Cadena Tiempo.

El padre de Franco reconoció  que genera una cuota de alivio llegar al juicio oral. "’Sabiendo que el escenario máximo es de una pena de 6 años con apelaciones y distintos alivios por buena conducta, me pregunto si ¿es justo? Todos los chicos tenían un gran compromiso social. Las eventuales penas no son justas y no puedo hablar sobre si se va a impartir justicia”, afirmó.

“Yo ando remendado pero sigo adelante. El cariño de la gente y la familia te van dando la contención. Yo trabajo para cambiar –en la medida que se pueda- la normativa porque no resulta suficiente para el Poder Judicial”, lamentó.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!