TREVELIN (ADNSUR) – Dos operarios que estaban trabajando este jueves en una obra de desagües pluviales sobre la ruta 259, en la localidad cordillerana de Trevelin, murieron sepultados por el desmoronamiento de una zanja de tres metros de profundidad. Los trabajadores - un hombre de 58 años y su hijo, de 27- quedaron enterrados bajo varios metros de tierra.

El hecho se produjo pasadas las 15:30 horas en la ruta de salida de la localidad, en cercanías de las denominadas 5 esquinas y a pocos metros de la Escuela 37.

Desde la Unidad Regional Esquel de Policía, el jefe Rodolfo Hess reveló que “una máquina retro excavadora perteneciente a una empresa privada se encontraba realizando un zanjeo de unos tres metros de profundidad y un metro de ancho”.

Sostuvo que en determinado momento y por cuestiones que se investigan, se produjo un desmoronamiento que aplastó a dos trabajadores, quienes quedaron sepultados bajo varios metros de tierra.

En el momento se procedió a localizarlos y luego de varios minutos lograron extraer el cuerpo del joven de 27 años, ya sin vida. Posteriormente localizaron al padre, quien también estaba sin signos vitales.

Según publica Red43, las víctimas son padre e hijo, de 58 y 27 años, de apellido Santillán.