La justicia investiga por estas horas la muerte de un pequeño niño, quien cayó al vacío desde un cuarto piso en un edificio ubicado en la esquina de Roca y Lugones, en la ciudad de Puerto Madryn. Hasta el momento el caso fue caratulado como un accidente doméstico.

Víctor Urrutia, jefe de la Unidad Regional de Madryn, indicó que la policía tomó intervención en el trágico accidente  minutos después de las 19 horas del miércoles, cuando un vecino que circulaba por la zona avisó que un bebé había caído desde el cuarto piso de un departamento.

El bebé tenía un añoy siete meses y cuando fue auxiliado por personal policial - de la División de Motos- “tenía los signos vitales muy bajos, así que lo trataron de reanimar y rápidamente lo trasladaron al hospital”, pero tras ingresar,  de dio a conocer su fallecimiento.

“La habitación de donde cayó era la habitación del bebé.  La cama estaba ubicada justo  en la ventana de donde cae.  Presumimos que ha abierto la ventana , ha querido hacer algo y cae por ese espacio”, detalló.

Asimismo, el comisario explicó  -en diálogo con Bahía Engaño - que la madre del menor al momento del accidente “ estaría durmiendo la siesta” porque “no se enteró” hasta que fue notificada por la policía.

Finalmente, señaló que se trató de un momento de “shock” para todos y más aún cuando debieron avisarle a la madre del bebé lo que había ocurrido.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!