EL FOYEL - El juez Marcelo Alvarez Melinger dispuso el desalojo inmediato del predio privado ubicado en el paraje El Foyel, a 40 kilómetros de Bariloche, en cuyos accesos, desde el jueves pasado, permanece un grupo de personas encapuchadas con armas blancas. El protocolo para llevar a cabo el desalojo ya fue presentado por el Ministerio Público Fiscal y consta de tres etapas.

El desalojo deberá realizarse “con luz solar y no puede ser llevarse en condiciones climáticas adversas, esto significa lluvia o nieve”, detereminó el magistrado.

En la audiencia del viernes pasado, el juez de Garantías, Ricardo Calcagno, desestimó el pedido de desalojo pero declaró en rebeldía a Blanca Rosa Gallardo y Juan Carlos Oyarzo, ordenando su captura para que comparezcan a la audiencia de formulación de cargos. Esto no se concretó, detalló diario Río Negro este lunes. 

“Hubo un pedido del Ministerio Público Fiscal para realizar la audiencia de formulación de cargos que no se logró concretar en el horario previsto porque se solicitó un cambio de la defensa”, puntualizó el juez, quien agregó que ese mismo viernes se programó otra audiencia para que el abogado defensor Manuel Mansilla pudiera participar.

El juez Marcelo Alvarez Melinger dispuso el desalojo inmediato en el predio de El Foyel.
El juez Marcelo Alvarez Melinger dispuso el desalojo inmediato en el predio de El Foyel.

Recordó que la Fiscalía ofreció trasladar a los imputados en un móvil policial al Juzgado de Paz o bien podían concurrir en un vehículo particular, pero no fueron.

“Hoy la audiencia debería haber comenzado a las 9 pero hubo un pedido de recusación de fiscales y al juez por parte del defensor. Fue formalmente notificado pero se negó a participar de esas audiencias que fueron desestimadas por su falta de comparecencia”, detalló Alvarez Melinger, quien hizo hincapié en el pedido de la fiscalía de revocar la decisión de Calcagno por “la situación de indefensión de la familia que no puede salir ni entrar, con una pérdida de derechos que exige respuesta rápida de la justicia”.

“La posesión de la familia Soriani se encuentra comprometida. Se encuentran sitiados, lo que afecta su derecho de propiedad, libertad de movimiento y actividad agropecuaria. Por eso, considero que se habilite el inmediato desalojo. Los ocupantes podrán seguir tramitando”, manifestó. 

Consideró además que “los pasos sugeridos por el Ministerio Público Fiscal respecto al protocolo a seguir para lograr el desalojo resguardan los derechos de las víctimas y brinda la posibilidad de que se logre un desalojo voluntario por parte de los ocupantes”.

Alvarez Melinger señaló además que notificará sobre la conducta del abogado defensor al Tribunal de Ética. “Hubo numerosos llamados a Mansilla para su concurrencia a la audiencia de la que ya estaba notificado. Su incomparecencia injustificada en este expediente será comunicada al Tribunal de Ética”, dijo el juez.