CAPITAL FEDERAL - Un joven de unos 20 años vestido de negro, con barba y anteojos oscuros, irrumpió cerca de la medianoche en un bar de la localidad de Thousand Oaks, en California, mientras se celebraba una fiesta universitaria. Sin embargo, no era un estudiante más. Cuando lanzó la primera granada de humo se desató la locura. Dejó 12 muertos y al menos 12 heridos.

El atacante, un joven de unos 20 años vestido de negro, con barba y anteojos oscuros, irrumpió cerca de la medianoche en un bar de la localidad de Thousand Oaks, en California. Fue abatido por la policía

De acuerdo a los primeros llamados que empezó a recibir la policía alrededor de las 23.30 (hora local), se escucharon unos 30 disparos.

"Creí que era una broma cuando escuché los primeras detonaciones", dijo un testigo al canal ABC7.

La fiesta de música country se había convertido de golpe en un infierno y varios de los asistentes trataron de escapar rompiendo con sillas los vidrios de las ventanas.

El guardia de seguridad que estaba en la puerta del Borderline Bar & Grill habría sido la primera víctima del sorpresivo ataque en resultar herida. Se le sumaron después varias de las personas que se encontraban dentro.

Según indicó el Los Angeles Time, el Sheriff Geoff Dean confirmó que el ataque dejó 12 muertos, entre ellos un policía que intervinó en el lugar, y otros 12 heridos. El atacante fue encontrado muerto adentro del bar.

El alcalde de Thousand Oaks, Andy Fox, dijo a CNN que "entraron y neutralizaron al tirador e identificaron una serie de víctimas".

Garo Kuredjian, de la oficina del sheriff, dijo que había cientos de personas en el local en el momento del ataque.

"Por favor, aléjense del área. Incidente de seguridad en activo. Se informa de múltiples heridos. Los detalles aún se desconocen", indicaron los bomberos, informó la CNN.

Varias ambulancias se acercaron al lugar, a unos cincuenta kilómetros de Los Ángeles y considerado "uno de los lugares más seguros de Estados Unidos", según el alcalde Fox. La zona se encuentra cercada por la policía.

"La realidad es que este tipo de incidentes puede suceder realmente en cualquier lugar, en cualquier momento, incluso en comunidades que se consideran extremadamente seguras", afirmó Fox.

Fuente: TN