MISIONES (ADNSUR) - Un pequeño de 5 años fue abandonado por su madre hace más de una semana y rescatado por una vecina de la localidad misionera de Garupá, a unos 20 kilómetros al sur de Posadas. Aún no apareció ningún familiar directo ni nadie reclamó por él, por lo que el nene permanece en un hogar. 

“¿Podés llamar a la Policía para que busque a mi mamá y me busque a mí porque ayer dormí solito?”, le dijo el nene a su vecina. Tras la denuncia policial, fue la Defensoría N°8 de Garupá quien tomó intervención en el caso y estableció que el nene sea enviado en guarda al Hogar Norberto Haase, de la ciudad de Leandro N. Alem.

La triste historia de este nene comenzó mucho antes del lunes 21 de octubre por la noche, pero fue ese día cuando Jésica, de 22 años y con ocho meses de embarazo, alertó a la Policía porque en su casa se presentó el niño a pedir comida. Estaba sucio y descuidado.

Desde entonces, autoridades policiales buscaron dar con familiares del nene sin mucha suerte y ningún pariente directo se acercó a tener contacto con el menor. Por los vecinos, supieron que el papá habría fallecido.

Según se informó, el nene está bien de salud y hasta va a un jardín de infantes. También recibe la asistencia de los profesionales del hogar que, se destacó, en sus 35 años de historia, contuvo a más de 500 chicos que fueron rescatados y reinsertados en la sociedad.

Miguel Molina, defensor de los derechos de los niños, niñas y adolescentes, dijo hoy a Radio Libertad de Posadas que buscarán "ver si la familia está en condiciones de proteger al niño, luego la familia ampliada: abuelos, tíos y, de no encontrar ese ámbito, se disparan los mecanismos de adopción".

Y cerró: "El niño no tiene que estar mucho tiempo en un hogar, los términos legales son seis meses".