Un hombre de 28 años, con la cara lampiña y un parecido notable con Ángel Di María, se hizo pasar por un niño indigente y golpeó la puerta del Hogar de Menores de Trelew pidiendo que le den asilo. El joven, que tenía aspecto de estar perdido y desorientado, desayunó pan con manteca y un té, y desapareció sin dejar rastro.

Las autoridades del Hogar dieron aviso a la Policía preocupadas por la fuga de este supuesto menor de contextura menuda, de 1,65 metros, que pesa alrededor de 60 kilos, y con "carita de nene", según lo describieron fuentes de las fuerzas de seguridad.

Los efectivos lo identificaron caminando en pleno centro de Trelew y, a simple vista, sospecharon que no era ningún adolescente de 16 años, como pretendía serlo. Al demorarlo comprobaron que estaba alojado en un hotel céntrico con identidad falsa.

La Policía constató que es un cordobés de 28 años, tiene antecedentes de haber estado demorado en Córdoba y  en Río Negro, y en el ambiente lo conocen como el "Camaléon", ya que tendría múltiples identidades en diversos puntos del país.

Algunos en el ambiente lo llaman el "petizo orejudo trucho" como aquel temerario criminal, aunque aseguran que es "una parodia" de este, mientras que otros lo comparan con el jugador de la selección argentina Ángel Di María.

El joven estuvo demorado en Trelew y, al comprobar que no tenía pedido de captura, la Policía lo dejó en libertad no sin antes invitarlo a que se retirase de la ciudad. El joven tenía prensando seguir rumbo al sur, pasaría por Comodoro Rivadavia y probablemente seguiría rumbo a Santa Cruz, dijeron las fuentes.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!