Encontraron a una adolescente muerta en el patio de una casa con golpes en la cara en el departamento de Maipú, en la provincia de Mendoza. La víctima tenía 15 años y su mamá había denunciado que no volvió del colegio. 

Lucía Fernández tenía 15 años y su cuerpo fue identificado por sus familiares y en horas de la tarde detuvieron  a un compañero de escuela de 14 años. “La aprehensión se produjo luego del mediodía y es un compañero de su escuela de la víctima”, indicaron desde el Ministerio Público Fiscal (MPF).

El cuerpo de la joven tenía heridas en el rostro y golpes. De las primeras pericias surgió que fue asesinada de siete puñaladas y golpes en el rostro, y se investiga si además fue abusada sexualmente.

Tenía 15 años y la mataron de siete puñaladas: detuvieron a su compañero de escuela

Damián, primo de Lucía, detalló que ya se entrevistaron con los investigadores, quienes les revelaron que a la adolescente le dieron "siete puñaladas y un ladrillazo en la cabeza”. Y contó que Lucía en otra oportunidad se había perdido y que el año pasado había sido víctima de abuso, lo que fue denunciado aunque nadie hizo "nada".

Por este motivo, se sospecha que el menor detenido puede ser el mismo atacante anterior que, según el primo de la víctima, “la tenía amenazada”. Según trascendió, el adolescente vive cerca del lugar donde se produjo el crimen.

Personal policial fue a la vivienda del sospechoso, con quien se entrevistaron junto a su madre, circunstancia en la que habría confesado ser el autor del femicidio, indicó Telefe Noticias.