COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Todo comenzó cuando el joven, de 27 años, fue advertido por la Policía porque estaba estacionado en doble fila frente a la Seccional Segunda, sobre el ingreso principal de los patrulleros a la comisaría, en la calle Viamonte.

El conductor de la camioneta -una Volkswagen Amarok- reaccionó de forma violenta: insultó y escupió a los efectivos, los desafió a pelear y hasta arrojó un aerosol a uno de los agentes.

Luego se subió a su vehículo y escapó, se inició una persecución y finalmente fue interceptado sobre la avenida Alsina, entre Rawson y Dorrego, donde chocó la puerta y guardabarros izquierdo de un patrullero.

El automovilista fue reducido a pesar de la resistencia que opuso con golpes de puño contra los policías. Fue identificado por las fuentes oficiales con las iniciales de L.J.A., de 27 años, quien a disposición de la Justicia por los delitos de daño, atentado y resistencia a la autoridad, informó Con Sello Patagónico.