Tas una investigación comprendida en un expediente de 160 fojas, la jueza federal de Comodoro Rivadavia, Eva Parcio de Seleme, resolvió el procesamiento de 24 de los imputados en el robo de vacunas en el Hospital Regional, anticipado en febrero pasado por ADNSUR y que disparó una investigación judicial.

Fuentes judiciales aseguraron que tras la declaración de 40 testimoniales y 28 indagatorias, se resolvió el procesamiento de 24 de los imputados entres los que figuran cuatro integrantes del Área Programática Sur, así como parte de la Comisión Directiva y de la Obra Social del gremio de los Camioneros.

Según pudo reconstruir la Justicia a través de los chats y grupos de WhatsApp, y la declaración de testigos, fueron dos enfermeras del Área Programática las que coordinaron la sustracción de vacunas y facilitaron la entrega de las mismas a la Obra Social y a la Comisión Directiva de Camioneros a partir de una red de contactos generada desde enero pasado por el interés de referentes locales de contar con inmunidad ante la pandemia del coronavirus.

Tal como consta en la investigación, los trámites para el robo de vacunas que se produjo desde el Área Programática Sur, comenzó sobre principios de enero pasado, pero la colocación de la dosis se produjo recién sobre el 27 de ese mes.

La Justicia Federal procesó al jefe de Epidemiología y Patologías Prevalentes del Área Programática Sur, Jorge Benítez y a las enfermeras que hicieron posible la operatoria para que las vacunas lleguen al gremio de los Camioneros.

En la lista de procesados figura una enfermera de apellido Cocha, quien era la responsable de entregar los turnos y, a través de planillas de Excel, definir quiénes debían recibir la dosis de la vacuna contra el Covid.

En el caso de Benítez, se lo procesó por el delito de incumplimiento de los deberes de funcionario público, mientras que a la enfermera Cocha, por el de malversación de caudales públicos en carácter de culposo.

A la lista del Área Programática, se agregan otras dos enfermeras de apellidos Muñoz y Torres, ambas eslabones claves para sustraer las vacunas de las heladeras del Hospital Regional.

Según la investigación, el nexo con Camioneros fue el imputado de apellido Paura, a quien se le endilga haber sido el instigador del delito y un nexo con la Obra Social y la Comisión Directiva del gremio.

La Justicia Federal resolvió el procesamiento además de los 19 vacunados de manera irregular, cuyo proceso se produjo en simultáneo al denominado "vacunagate" que se registró a nivel nacional. El mismo investigó irregularidades en la colocación de la primera y segunda dosis contra el coronavirus y terminó con la renuncia del ministro de Salud de la Nación, Ginés González García.

Entre los 19 procesados que se vacunaron figuran: el secretario general del Sindicato de los Camioneros, Jorge Taboada y su mano derecha, Elías Guzmán, además de los principales directivos de la Obra Social de dicho sindicato.

Tal como investigó y anticipó ADNSUR -y que tuvo repercusión nacional- la causa se inició en el mes de febrero pasado y tras caer en manos de la Justica provincial fue derivada a la Federal.

La magistrada les dictó embargos por hasta 1,3 millón de pesos a los investigados del gremio y por 2 millones de pesos a Muñoz. En tanto, a Jorge Benítez se le trabó embargo por 500 mil pesos.