MOSCÚ - Tres hermanas rusas mataron en 2018 a su padre mientras descansaba en un sillón en su casa de Moscú​. Las jóvenes María de 17 años, Angelina de 18 y Krestina de 19 años lo apuñalaron y lo golpearon a martillazos para terminar, según declararon ante la Justicia, con los años de torturas y violaciones que sufrieron. 

Ahora, la noticia tomó nuevamente actualidad porque la justicia rusa podría condenarlas a 20 años de prisión por el parricidio. Hasta el momento, están detenidas con arresto domiciliario. Ellas reconocieron el crimen de Mikhail Khachaturyan y acusaron al padre de maltratarlas física y psicológicamente durante muchos años.

Según el canal de televisión “360º”, las hermanas habían planeado matar a su padre y lo atacaron cuando estaba en su sillón. “La menor lo apuñaló al menos 35 veces. La segunda de las hermanas empleó un martillo para romperle el cráneo, mientras que otra le tiró gas en la cara", cita el medio ruso.

Los medios locales informaron que las jóvenes mujeres relataron que una vez el hombre les pidió que cepillaran a su perro, y después las obligó a comerse el pelo del animal mientras él miraba.

Durante las investigaciones, las autoridades descubrieron que Khachaturyan había puesto cámaras en la casa para así vigilar a la distancia a sus hijas cuando él no estaba.

Según reseña Clarín, los abusos habrían comenzado cuando las jóvenes aún eran unas niñas y la madre de ellas escapó por miedo a ser asesinada. También se conoció que una de las hermanas intentó suicidarse.

La justicia rusa las acusa de planificar la muerte de su padre. El cargo es por "conspiración para asesinar en grupo", con una pena que tiene entre 8 y 20 años de cárcel.

Las defensoras de los derechos de las mujeres dicen que las hermanas deben recibir rehabilitación psicológica en lugar de una sentencia de prisión y exigen que el padre sea juzgado en forma póstuma. 

Después de una larga y enredada investigación previa al juicio, el proceso comenzó este viernes 31 de julio en una sala de tribunal de Moscú​.

Las dos hermanas mayores, Krestina y Angelina, serán juzgadas juntas por asesinato. María, que era menor de edad en el momento del asesinato, fue acusada después de cumplir 18 años y será juzgada por separado del mismo cargo.

Fuente: Clarín