Una mujer estaba en estado de desesperación ante las continuas amenazas de su esposo de que la iba a matar, se le ocurrió escribir un pedido de auxilio en el cuaderno escolar de su hija que afortunadamente fue leído por la docente de la nena y logró salvarle la vida.

La víctima había sido encerrada por su marido en una casa del municipio agrícola de Tupungato, en el Valle de Uco, a 80 kilómetros de la ciudad de Mendoza. Con una valentía admirable, la joven mamá escribió una carta en el cuaderno de tareas de una de sus hijas. Pudo contar que era golpeada y que su pareja le había prohibido salir de la casa.

Su hija, de apenas 7 años, le mostró la nota a su maestra al ingresar el pasado lunes a la escuela pública Humberto Beghin, de Tupungato.

La carta era clara y breve: “Necesito ayuda, soy víctima de violencia de género. Mi marido no me deja ir. Llamar a la policía", rogó.

Esa mismo lunes a la mañana, la directora de la escuela avisó al 911 y un patrullero se trasladó hasta la casa de la familia de la alumna, donde encontró a la mujer encerrada, junto a la más pequeña de sus hijas y hermana de la alumna que llevó la carta en el cuaderno.

La víctima de violencia de género fue rescatada y asistida por profesionales del hospital Las Heras; mientras la pequeña fue trasladada al hospital de Niños, Humberto Notti. Ambas están fuera de peligro.

La Fiscalía de Tupungato ordenó la detención del hombre acusado, pero permanece prófugo.

Las autoridades judiciales ordenaron el secreto de sumario de la causa y no han querido difundir la identidad del acusado que esperan detener pronto.

Fuente: Corresponsal Mendoza (Clarín)