ESQUEL (ADNSUR) - Un preso falleció en la noche del martes  en la Comisaría Segunda de la ciudad de Esquel, donde cumplía una pena de 8 años de prisión por homicidio.

El cuerpo sin vida de Cristian Centeno, de 30 años, fue encontrado a las 22 horas del martes, cuando fueron a darle la medicación que le correspondía. Sufría de epilepsia y se encontraba medicado.

Intervinieron Criminalística de Gendarmería Nacional, la Fiscal General María Bottini y la División de Investigaciones de Esquel.

Centeno estaba cumpliendo condena por el homicidio de Alejandro Américo Matamala, ocurrido el 21 de abril de 2017, y su familia había solicitado a la Justicia que le otorguen prisión domiciliaria por su enfermedad, pero no obtuvieron respuestas.  

Los otros internos que compartían el pabellón con el fallecido, manifestaron que no se percataron de ningún síntoma previo. Le practicaron maniobras de RCP para intentar reanimarlo, pero no pudieron reanimarlo, indicó Red 43.