En la madruga de este jueves, personal policial de Comodoro Rivadavia intervino ante el llamado desesperado de una mujer, ya que su expareja había ingresado por la fuerza a su casa. 

ADNSUR pudo saber que el hecho ocurrió cerca de las dos de la mañana en la zona de la extensión del barrio Máximo Abásolo.

Una mujer de 41 años llamó a la Comisaría de la Mujer para pedir ayuda pero no habló, solo hizo escuchar de fondo a un hombre que había ingresado a su casa. Se trata de su expareja quien tiene vigente prohibición de acceso y acercamiento vigente a ella y sus hijos.

Desde la Comisaría se dio aviso inmediato a  personal de la Seccional Séptima, quienes se dirigieron con un móvil hasta el domicilio donde fueron atendidos por la mujer, quien los hizo ingresar.

Cuando entraron se encontraron con el hombre en el interior de la habitación, sobre la cama, escondido bajo camperas, por lo que se procedió a detenerlo y fue trasladado a la seccional.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!