RÍO GALLEGOS (ADNSUR) - La jueza Marcela Quintana sobreseyó a la acusada de haber asesinado a una beba y haber arrojado el cuerpo a un descampado en la Reserva Costera de Río Gallegos.

Sabrina Nicolai había sido acusada de asesinar a su propia hija porque hasta ese entonces había manifestado estar embarazada.

Según informó La Opinión Austral, la Justicia ordenó su sobreseimiento en la causa por homicidio calificado por el vínculo.

La joven, que tiene dos hijos, no habría estado embarazada, por lo que la beba no sería suya.

El cuerpo del bebé había sido encontrado en avanzado estado de descomposición en los primeros días de marzo pasado por chicos que jugaban al fútbol en una cancha, en el predio de la Reserva Costera de Río Gallegos.