BUENOS AIRES (ADNSUR) – Un escandaloso episodio se produjo el viernes por la tarde en el colegio Carlos Pellegrini de Buenos Aires. Siete oficiales intentaron detener a un alumno que estaba en la puerta del establecimiento porque estaba fumando un cigarrillo de marihuana, pero compañeros, profesores y papás, lo evitaron.

Varios videos registraron los momentos de tensión, en los que los agentes forcejean con los jóvenes. Se ven, también, a varios mayores de edad y se escuchan insultos. Como resultado del operativo, la mamá de un estudiante y un profesor sufrieron golpes. Las autoridades del colegio les pidieron a los policías que pararan, pero el subcomisario a cargo aseguró tener una orden de un juez federal.

Los estudiantes aseguraron que los uniformados quisieron revisarle la mochila al joven. Mientras que la policía de la Ciudad de Buenos Aires informó que el chico estaba fumando y, cuando un agente se le acercó, se metió adentro de la escuela y eso generó el tumulto.

En un comunicado la escuela solicitó: “a los uniformados seguir los protocolos correspondientes para tratar con menores de edad, invitándolos a notificar al Consejo de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes y requiriendo los adultos de la escuela intervenir en la situación y tratar la cuestión al interior del colegio".

Por su parte, desde el centro de estudiantes del Pellegrini también repudiaron el accionar al asegurar que los policías "no tenían ninguna orden judicial previa" y que procedieron de "forma ilegal".

"Hubo todo tipo de agresiones físicas, los policías empujaron a un preceptor que se desvaneció, golpearon a varias personas más y hasta amenazaron con arrojar gas pimienta", relataron los estudiantes.