TRELEW (ADNSUR) - Sergio Maldonado, el hermano del artesano (Santiago Maldonado) que fue hallado sin vida en el río Chubut, pidió que un grupo de expertos externo investigue la hipótesis de desaparción forzada: “Cuando el Estado tiene que autoinvestigarse, no sirve, no actúa bien”.

En la previa de la segunda jornada por el juicio al médico Wether Aguiar que divulgó las fotos de Santiago Maldonado, su hermano Sergio Maldonado se refirió en diálogo con Cadena Tiempo a la posible reapertura de la causa y volvió a hacer énfasis en la necesidad que un equipo de especialistas externo pueda investigar la hipótesis de desaparición forzada, que hasta el momento fue desechada.

Consultado sobre si creen que la divulgación fue por una orden desde arriba, dudó: "No se. Es justamente el fin del juicio. Decir algo a mí no me corresponde porque no tengo las pruebas. De si estuvo 78 días en el agua, tengo las pruebas de que no estuvo. Eso te lo puedo decir. En esto no tengo las pruebas. Se está haciendo un juicio y no sé cuál fue la orden. Por lo que declaró el médico allí se la habría pedido el Superior y por eso la envía", explicó. 

Respecto a que el médico aún no fue corrido del cargo, cuestionó: "Siguió en actividad. No puede seguir en funciones cuando está siendo cuestionado. También la indiferencia de la gente que se sigue atendiendo cuando alguien no respeta la privacidad y el secreto profesional. Lo de Santiago no se puede volver para atrás, pero se sienta un precedente para las próximas personas que pueden pasar por la misma situación, para que lo piensen antes de hacerlo. Queda como un precedente", evaluó.

Sergio Maldonado fue consultado sobre la posible reapertura de la causa desde el Tribunal de Comodoro y remarcó: "Nosotros impugnamos el fallo y fue a Casació porque era contradictorio; decía que se descartaba la desaparición forzada y había que investigar otros delitos y que todo lo que había pedido el juez (Gustavo) Lleral había que hacer lugar. Por un lado, dice que hay que investigar, una reconstrucción 3D de lo que ocurrió el 1 de agosto de 2017. Pero vos no podés hacer una reconstrucción en 3D cuando no tenés declaraciones, te faltan testimonios. No podés hacerlo. Por otro lado, no se puede descartar la desaparición forzada porque no investigaste. Porque todo lo investigado es que durante tres veces que hicieron rastrillaje fueron exactamente al mismo lugar donde aparece él. Es el Estado el que participó y dijo que no estaba en el lugar, que estaba en 400 lugares distintos del país, y después aparece en el mismo lugar que ya fue verificado. Pero la autopsia no te dice que murió el 1 de agosto, que murió el 10 de agosto, no puede determinar la fecha de muerte. Sólo tiempos que pudo haber estado en el agua y ninguno coincide que haya sido 78 días. Porque aplicando las tablas nos das que el cuerpo haya estado no más de 30 o 35 días. El polen no estuvo más de 30 días, el cuero cabelludo por la temperatura no pudo haber estado más de 16 días, tendría que haber salido. La única manera de avanzar es que permitan a un grupo de expertos independientes que garanticen la investigación, porque está claro que los que investigan son las mismas fuerzas que pertenecen al estado. Ya sea el equipo forense, la prefectura, Gendarmería y todo eso cuando tiene que auto investigarse tiene una línea directa de lo que tiene que hacer o no. En este caso no actúa bien. Para este tipo de situaciones está relacionado el Estado, porque están trabajando con el Estado. Que podría servir para avanzar en búsqueda de personas de otra época de nuestro país, pero no cuando tienen que investigar al mismo Gobierno de turno. Tiene que ser gente externa y no del mismo Estado. No es un capricho esto. Esto es puntual, porque la desaparición forzada en la Argentina recién se tipificó en 2011. Porque hasta ese entonces decían que era solo la dictadura. En el 2011 se tipificó, pero no se implementó cómo investigarla. Y nosotros insistimos en eso para que quede algo armado, por si hay otra desaparición forzada que se sepa cómo investigar. Es también a futuro".

Al consultarle si cree que se puede alcanzar la verdad en relación con el caso y que haya justicia, expresó: "No lo sé. Hace dos años y dos meses que no pasó nada o sea hasta que no haya un cambio creo que seguirá igual. El juez Lleral dice algo que es contradictorio. Dice que no recibió presiones en el marco de la causa que estaba llevando adelante y luego dice que arriesgó el pellejo para llegar a la verdad. De qué verdad me está hablando entonces", se preguntó el hermano de Santiago Maldonado. 

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!