CAPITAL FEDERAL - El ministro de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires, Sergio Berni, insistió una vez más con la necesidad de bajar la edad de imputabilidad, cuestionó la ausencia del Estado en casos de menores que delinquen y terminan asesinado, y volvió a remarcar que está “en total desacuerdo” con la postura de su par en Nación, Sabina Frederic, quien luego del hecho en el que un adolescente de 15 años mató a un ciudadano armenio había pedido “no estigmatizar” a los jóvenes.

El caso del menor que la semana pasada asesinó de un disparo en el cuello al ciclista armenio para intentar robarle una bicicleta reabrió el debate sobre bajar la edad de imputabilidad. “Ni siquiera es una ley -de imputabilidad- es un decreto que firmó Videla hace más de 38 años, y hay que actualizarlo”, planteó Sergio Berni y explicó que “la imputabilidad es la capacidad de entender la criminalidad del hecho que está llevando adelante”.

En ese sentido sostuvo que “hay chicos de 15 que no lo entienden y de 12 que sí”, ya que “no es lo mismo el desarrollo de dos chicos en el mismo barrio, en la misma cuadra, con un contexto diferente y con las experiencias que va desarrollando a lo largo de su vida”.

Más allá que opinó que “hay bajar la edad de imputabilidad”, el ministro consideró que primero hay que “discutir” el límite aunque para él “la edad no debe ser tajante, debe ser para cada caso concreto de acuerdo a una pericia psiquiátrica”. No obstante, dijo que se debería bajar a 14 años, ya que en términos generales “se comprende la criminalidad del hecho”.

“Un chico de 15 años que mata es inimputable, no tiene ninguna condena porque para la ley no tiene noción de que lo que hizo estuvo mal. Si no tiene noción de lo que está haciendo es inimputable”, enfatizó. En declaraciones a Living in América, planteó que no solo hay que preocuparse por si el menor “va a tener o no un castigo”, sino también sobre “si va a tener una resocialización”.

En ese sentido cuestionó el rol del Estado “ante la presencia de un chico que puede ser rápidamente resocializado”: “Este chico (por el asesino del ciudadano armenio) entró cuatro veces a robar y el Estado no hizo nada, no se puede mirar hacia el costado ante la presencia de un delito”.

Berni comentó que las estadísticas de la provincia de Buenos Aires indican que un 3,5% de los homicidios hay menores implicados, pero en los asaltos ese número asciende a 10,5%. La ministra de Seguridad de la Nación, Sabina Frederic había pedido no estigmatizar a los jóvenes amparándose en las estadísticas.

En ese sentido, Berni manifestó que “si el 3,5% de los asesinatos le parece poco porque estadísticamente no es significativo es no valorar la vida humana”. “Estoy en total desacuerdo con su postura”, arremetió con Frederic y agregó que “estigmatizar es una manera de sacarse el problema de encima y no entender que hay que tomar al toro por las astas”.

El funcionario del Gobierno de Axel Kicillof pidió “entender que sin resocialización no se puede avanzar”. Por ello planteó que el servicio penitenciario está colapsado y que hay que duplicar la capacidad para los presos: “Si está colapsado no puede generar su tarea, que es resocializar, sin resocialización el servicio penitenciario no tiene razón de ser”, concluyó.