En este segundo día del juicio,  en la sala de audiencias de la Oficina Judicial de Comodoro, declararon integrantes de la Policía del Chubut que intervinieron de manera directa en los hechos ocurridos en las primeras horas del 2 de octubre de 2018, cuando la víctima debió ser trasladada al hospital debido a las heridas sufridas.

Los efectivos dieron cuenta de lo que vieron al llegar a la casa donde vivía Vidal junto a su madre y un hermano, como así también de las lesiones que presentaba Lorena Paredes al momento de ser trasladada. También dio su testimonio una policía de la Comisaría de la Mujer que intervino en un episodio anterior, en el cual, según lo declarado en su momento por Paredes, el acusado habría intentado quebrarle los dedos y le habría roto su teléfono celular.

El debate oral y público es presidido por el juez Miguel Caviglia, en tanto que la acusación está a cargo de la fiscal Laura Blanco, mientras que los defensores públicos Lilian Bórquez e Ivo Di Taranto tienen a su cargo la defensa pública del imputado.

La imputación a Luis Rubén Vidal es por el delito de Lesiones Leves Agravadas por ser contra la persona con quien mantiene una relación de pareja y por mediar violencia de género (dos hechos), Amenazas (dos hechos) y Daño, todo en concurso real y en calidad de autor, conforme arts. 55, 89, 92 en relación al 80 incs. 1 y 11; 149 bis, 183 y 45 del Código Penal.