CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - Un joven de 19 años, identificado como Naim Vera, mató, desmembró y quemó en una parrilla a Brenda Gordillo, una joven de 24 años. Tras el terrible femicidio, se conoció que la joven no estaba embarazada, como había trascendido en un primer momento, y que las quemaduras que presentaba en gran parte de su cuerpo fueron "post mortem".

La joven murió por "asfixia por sofocación", provocado por un "trapo en la boca", adelantó el fiscal Hugo Costilla, según el portal El Esquiú. De esta manera, se descarta una de las versiones que dio Vera sobre que Brenda había caído por las escaleras.

El propio femicida había dicho a la Policía que todo comenzó por una discusión, ya que él quería que abortara. Sin embargo, Brenda no estaba embarazada.

HORROR

Según detalló Telefé Noticias, Vera envolvió el cuerpo de la joven en una frazada y prendió fuego en una parrilla. Puso el cuerpo de la joven y, como no se habría consumido, decidió desmembrarlo. Lo separó, en una caja puso el torso y las partes superiores. En una canasta o bolsa habría colocado las partes inferiores, que finalmente tiró en un contenedor ubicado en las inmediaciones de la cuadra del departamento.

Tras dejar el cadáver, el joven de 19 años le contó lo sucedido a su familia y en horas de la tarde del domingo se presentó junto a su abogado en la sede policial, donde quedó detenido a disposición del fiscal Costilla.