Se realizó este jueves de forma semipresencial la audiencia de revisión de la prisión preventiva y prórroga del plazo de la investigación que tiene como coimputados a Gabriel Barrientos y Macarena Delgado, por el ilícito contra la propiedad acontecido el pasado 5 de julio de 2021. 

Ese día, ambos ingresaron a la vivienda con la excusa de hacer algunas refacciones, y una vez dentro ataron, golpearon y amenazaron a la propietaria, antes de huir llevándose electrodomésticos y cosas de valor. La víctima quedó atada de pies y manos sobre la cama y recién pudo desatarse horas después, y pidió ayuda en una heladería cercana, cuyo empleado dio aviso a la policía.

La representante de fiscalía solicitó la ampliación del plazo de investigación y la continuidad de la prisión preventiva que vienen cumpliendo ambos imputados por un mes. Por su parte la defensa se opuso a la continuidad de la medida de coerción y requirió el arresto domiciliario de sus pupilos. Finalmente la jueza penal resolvió rechazar el arresto domiciliario de ambos imputados solicitado por la defensa, por no darse los presupuestos para acceder a la morigeración de la prisión preventiva solicitada.

En virtud que el plazo de prisión preventiva que llevan es de un mes, que la representante de fiscalía solicitó la ampliación del plazo de investigación por un mes, e igual plazo de continuidad de la prisión preventiva de ambos y de la rapidez con la que se ha realizado la investigación por parte de fiscalía; consideró razonable extender un mes el plazo de investigación y la prisión preventiva que cumplen ambos imputados Barrientos y Delgado.

Presidió el acto Raquel Tassello, jueza penal; por el Ministerio Público Fiscal actuó Florencia Do Carmo, funcionaria de fiscalía; en tanto que la defensa de los imputados la ejerció María de los Ángeles Garro, defensora pública.

EL DELITO INVESTIGADO

El hecho investigado acontece el 5 de julio de 2021, a las 15:20 horas aproximadamente, cuando Gabriel Sebastián Barrientos y Macarena Gisel Delgado se hicieron presentes en la vivienda sita en calle Av. Roca al 1.100, de propiedad de la víctima, en razón de que habían sido contactados por la propietaria para realizar refacciones en su domicilio. Una vez dentro de la vivienda, se dirigieron hacia la planta alta de la misma, quedando la propietaria en la planta baja. Luego de ello Barrientos y Delgado llamaron a la damnificada para que subiera a su habitación con la excusa de mostrar lo que había que cambiar de un calefactor, y en esas circunstancias, y una vez en la planta alta Barrientos tomó de sorpresa a la víctima y la tiro sobre su cama gritándole “callate vieja de mierda o te mato”, atándola de pies con un pantalón y manos con fundas de sábanas que estaba en la habitación, comenzando a realizar golpes de puño en su rostro y espalda, para luego extraer un arma de fuego la cual colocó a la altura de la nuca de la damnificada.

Seguidamente, Barrientos y Delgado se dieron a la fuga previo sustraer distintos elementos electrónicos y de valor. Luego, siendo aproximadamente las 18:30 hs., la víctima, logró desatarse de los pies y se dirigió a la heladería “Grido”, que se ubica al lado de su vivienda en Avenida Roca 1107 en donde solicitó ayuda a una persona, la cual llamó a la policía.