COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Este lunes se concretó una nueva audiencia de revisión de la prisión preventiva que cumple uno de los coimputados en la causa por el robo doblemente agravado en las 1008 Viviendas, Matías Barrionuevo, por pedido de su defensor. Éste solicitó el arresto domiciliario con tobillera de su defendido, mientras que el fiscal pidió que se rechace dicho planteo y se mantenga la prisión preventiva sobre él. Finalmente, el tribunal de revisión compuesto por dos jueces resolvió “no hacer lugar a la revisión solicitada por el defensor del imputado y confirmar en todos sus términos la decisión del juez natural de la causa, Martín Cosmaro, y mantener la prisión preventiva de Barrionuevo hasta el próximo 5 de marzo de 2021 o hasta la finalización del juicio.

En un primer momento, el defensor manifestó que Barrionuevo “está detenido desde el pasado 20 de mayo, imputado por robo agravado por efracción y por la utilización de un arma impropia”.

Ambas defensas cuestionamos la aptitud del arma. En la primera revisión se cuestionó la cercanía del domicilio ofrecido con la víctima. Solicitando su arresto domiciliario en el barrio 30 de octubre, con tobillera electrónica ya que Barrionuevo carece de antecedentes penales y de violencia familiar. Concluyendo que ningún familiar suyo trató de influir sobre la víctima y que se lo debe colocar en pié de igualdad con el otro imputado en la causa, Barría, que cumple arresto domiciliario.

En contraposición, el fiscal se opuso a la pretensión de morigerar la prisión preventiva de Barrionuevo por  la cercanía al lugar del hecho con el domicilio donde se pretende cumplir el arresto domiciliario. "La tobillera electrónica tiene un rango entre 10 y 40 mts., así que por la cercanía de los edificios es muy probable que se dispare", afirmó el fiscal. Al otro imputado se le dio arresto domiciliario ero a 10 km. del lugar del hecho, por lo tanto es distinta a situación a la de Barrionuevo. La fiscalía no se opondría al arresto domiciliario de Barrionuevo con tobillera en un domicilio lejano, ya que tiene el deber de proteger a la víctima y testigos. Solicitó así que no se haga lugar a la petición del defensor y que se confirme en todos sus términos la decisión del juez natural de la causa, Martín Cosmaro.

Seguirá con prisión preventiva hasta marzo el imputado por el robo agravado en las 1008 Viviendas

Finalmente, el tribunal e revisión resolvió por unanimidad “no hacer lugar a la revisión solicitada por el defensor del imputado y confirmar en todos sus términos la decisión del juez natural de la causa, Martín Cosmaro, y mantener la prisión preventiva de Barrionuevo hasta el próximo 5 de marzo de 2021 o hasta la finalización del juicio, lo que ocurra primero.

Descartó la violación al principio de igualdad ya que los planteos de ambas defensas son distintos; es razonable la decisión del juez natural y no viola el principio de igualdad ante la Ley ya que el arresto domiciliario de coimputado Barría es a 10 km. de distancia.

El tribunal de revisión estuvo integrado por Daniela Arcuri y Mariano Nicosia, jueces penales; por el Ministerio Público Fiscal se hizo presente Julio Puentes, fiscal general; en tanto que la defensa de Barrionuevo fue ejercida por Francisco Miguel Romero, abogado particular del mismo.

El hecho

El ilícito elevado a juicio ocurrió el 20 de mayo de 2020, aproximadamente a las 01:05 hs., cuando Matías Alejandro Barrionuevo y Gonzalo Barría llegaron al edificio n° 28, del Sector 3, del Barrio 30 de Octubre, propiedad de la víctima. En esas circunstancias escalaron aproximadamente tres metros y medio, desde el suelo hasta el techo que recubre la puerta de ingreso al edificio, de ahí hasta la ventana del lavadero del departamento de mención, y previo a romper el vidrio del lavadero de 6 metros de altura aproximadamente, ingresaron a la vivienda y aprovechando que la víctima se encontraba durmiendo, colocaron sobre su cabeza un almohadón, y mediante la utilización de una barreta de hierro con punta comenzaron a golpear a la víctima en su cabeza, causándole cortes en la misma, manifestándole “entregame la plata entregame todo”, mientras presionaban su pecho.

Los imputados sustrajeron un celular nuevo, una billetera con el DNI a nombre de la víctima, dinero en efectivo y diversos elementos. Los imputados se vieron sorprendidos por el arribo del personal policial de la seccional quinta quienes fueron alertados por un llamante aún no identificado, escuchando los gritos de la víctima quién desde su vivienda que vociferaba “me robaron esos que van a salir me robaron”, momento en el cual personal policial observo la salida del edificio de Barrionuevo y Barría, lográndose en un primer momento la aprehensión de Barrionuevo, dándose a la fuga Barría; quién luego fuera también detenido.