COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Si bien no trascendieron mayores detalles de los involucrados, se conoció que hubo al menos un ciudadano extranjero detenido y una posterior encomienda con más de un kilo de cocaína secuestrada. Las investigaciones avanzan y no se descarta que los operativos pudieran seguir fuera de la ciudad y en otras provincias.

Los operativos comenzaron el sábado a la madrugada y culminaron el domingo por la mañana. Se realizaron en forma simultánea en varias zonas de la ciudad. Justamente, no fue tanta la cantidad de droga secuestrada pero sí - por tratarse de una investigación que llevaría al menos 7 meses - suficiente para proceder a la detención de un ciudadano oriundo de la República Dominicana.

Los operativos fueron llevados adelante por personal de la Policía Federal Argentina en Comodoro. Posterior a dichas diligencias judiciales y en el marco de la infracción a la Ley federal 23.737 y sus diversos artículos, se procedió a la apertura de una encomienda que contenía cerca de un kilo doscientos gramos de cocaína.

Fuentes judiciales dejaron entrever que están tras los pasos de toda una organización
delictiva integrada por ciudadanos argentinos y extranjeros. Traer la droga al sur en tiempos de pandemia y con fronteras provinciales e internacionales muy custodiadas, es todo un desafío para las organizaciones criminales.

En contacto con diario Crónica, uno de los efectivos dejó entrever que en tiempos normales solamente en Buenos Aires, un kilo de cocaína puede adquirirse en unos $ 400 mil, pero ese mismo kilo de cocaína traído al sur sería el equivalente a un millón de pesos.

"Con el estiramiento que deben hacerle con otros productos químicos, deben triplicar ese valor en su venta”, dijo y agregó:  “No hay mulas porque no hay medios de transporte, eso encarece aun más el negocio, pero igual se las ingenian”.