CAPITAL FEDERAL - Personal de la Aduana descubrió este miércoles en un operativo 86 kilos de cocaína ocultos en la bodega de un avión de la empresa KLM Cargo, operado por Martinair Holand. La aeronave estaba por despegar del Aeropuerto Internacional de Ezeiza. Fueron detenidos siete sospechosos, entre ellos los pilotos y tripulantes.

El vuelo MP 6912 tenía que despegar ayer a las 13.05 de este miércoles hacia Amsterdam, vía Quito, desde la terminal TCA de Ezeiza. Había llegado un día antes desde la ciudad holandesa luego de una escala en San Pablo, Brasil, según publicó La Nación.

El cargamento secuestrado está valuado en 50 millones de pesos. La investigación quedó en manos del Juzgado Penal y Económico N°9 a cargo del juez Javier López Biscayart. El último contrabando de gran magnitud que había sido descubierto en el aeropuerto de Ezeiza se registró a mediados de septiembre del año pasado. En esa oportunidad se detectó que una organización criminal había enviado 10 pasajeros con 258 kilos de cocaína en un vuelo de Air Europa rumbo a Barcelona. Fueron detenidas las mulas del grupo criminal y se arrestaron también a los organizadores del contrabando.