Una mujer quedó detenida luego de meterse en la casa de un vecino y nadar desnuda en su pileta. El hombre, alertado por la insólita situación, llamó a la policía pero la intrusa se resistió al arresto y se negó a ponerse la ropa.

El episodio tuvo lugar en la localidad estadounidense de Port Charlotte (estado de Florida), en donde el dueño de la vivienda, de 69 años, llamó al 911 y denunció que una mujer se encontraba desnuda nadando en su pileta.

Al llegar a la casa, dos agentes de la Oficina del Sheriff del condado de Charlotte arrestaron a la mujer por irrumpir en la vivienda, sin embargo, la intrusa tuvo un comportamiento hostil contra los oficiales, ya que se resistió al arresto, no quiso vestirse, identificarse e intentó huir del lugar. Cabe destacar, que anteriormente, la mujer ya había sido detenida por posesión de drogas.

Se sacó la ropa y se metió a la pileta del vecino: terminó presa

Posteriormente, la mujer fue identificada como Heather A. Kennedy, quien vive a 3 kilómetros de la casa donde irrumpió para nadar en la piscina, y tras la detención fue trasladada a la prisión del condado ubicado en Florida, por irrumpir en la pileta sin ropas.

En tanto, a inicios de año, la mujer había sido condenada por un delito menor de posesión de marihuana, pipas de crack, pastillas de morfina y metanfetamina.

La mujer continuará su proceso judicial en prisión, acusada de los cargos de invasión en la propiedad y por resistencia sin violencia a la detención. La siguiente audiencia de la mujer está programada para el 4 de agosto.