Una mujer policía detuvo y posteriormente liberó a delincuentes que habían asaltado una distribuidora de quesos y fiambres, y se habían llevado tres millones de pesos en el partido bonaerense de Tres de Febrero.

Fuentes judiciales y de la Fuerza informaron que la uniformada y a un chofer municipal fueron acusados de quedarse con el dinero tras dejar escapar a los sospechosos.

El asalto ocurrió ayer pasadas las 11 de la mañana en el cruce de la calle Río Salado y la avenida Bernabé Márquez, en la localidad de Loma Hermosa, en la zona noroeste del conurbano.

Según informó Télam, todo comenzó cuando al menos dos delincuentes armados interceptaron a un empleado de una empresa proveedora que se retiraba de una distribuidora de quesos y fiambres tras cobrar una suma de dinero.

Uno de los ladrones lo golpeó en la cabeza con la culata de un arma de fuego y le provocó una herida cortante en el rostro y el cuero cabelludo, tras lo cual le sustrajo un bolso que contenía unos 3 millones de pesos.  La víctima, de 46 años, fue asistida por una ambulancia del Sistema de Atención Médica de Emergencias (SAME) que lo trasladó a un centro de salud de la zona.

La banda escapó a bordo de un Fiat Uno rojo que abandonó en las calles Carlos Gardel y Río Salado, donde aparentemente cambiaron de vehículo para continuar la huida. Sin embargo, una mujer aseguró al personal de la comisaría 5 de Tres de Febrero que a dos de los ocupantes “se los llevó la Policía”, aunque no había ningún dato sobre su paradero.

A través del relevamiento de las cámaras de seguridad, los investigadores determinaron que en realidad los delincuentes fueron perseguidos por una camioneta del Centro de Operaciones y Monitoreo (COM) de la Municipalidad.

En las imágenes se vio el momento en el que una Policía los identificó y los subió a ambos a la parte trasera del patrullero con un bolso negro.

Los pesquisas establecieron que los sospechosos fueron liberados a las pocas cuadras y que dejaron el bolso con el dinero en una vivienda de Loma Hermosa.

Con esos datos, el chofer del COM, identificado como Guillermo Pereyra (40), y la oficial que lo acompañaba, llamada Daniela Mancini (29), fueron aprehendidos.

El Fiat Uno, que no tenía pedido de secuestro, fue peritado por personal de la Gendarmería Nacional Argentina (GNA) y los investigadores procuraban localizar a los delincuentes.

En las próximas horas, la fiscal Marcela Costa, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 6 del Departamento Judicial San Martín, iba a indagar a los aprehendidos, en principio, por el delito de “privación ilegítima de la libertad”.

La policía fue desafectada de sus funciones por Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad bonaerense, en tanto que el dinero fue recuperado tras un allanamiento en la vivienda donde había sido dejado por los sospechosos, añadieron los voceros.

Con información de Télam y Los Andes

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!