Este sábado por la madrugada se incendió una casa en la zona de asentamientos ilegales, en Pieragnoli y Garcés. La policía había acudido al lugar luego de un alerta por desorden y disparos. Al llegar el fuego consumía la vivienda.

Personal de la Seccional Sexta intervino sobre las 2:40 horas en lo que en principio parecía un incidente de disturbios y detonaciones de arma de fuego, pero que terminó con el llamado a los bomberos voluntarios y una precaria vivienda arrasada por las llamas.

Según indican, el primer llamado alertaba sobre un enfrentamiento en la zona de asentamientos ilegales sobre el cerro, en el límite entre los barrios San Cayetano y Máximo Abásolo. Cuando los efectivos llegan al lugar se recibe un nuevo llamado dando cuenta que se habían escuchado disparos, y los uniformados constatan el incendio, por lo que dan aviso a Bomberos Voluntarios y evacuan a los moradores de la vivienda.

Arriban dos dotaciones de bomberos, móvil Nro. 34 y 37, quienes sofocan el incendio, que destruyó la construcción pero no dejó víctimas ni heridos.

La casa incendiada pertenece a un hombre que había ingresado a sede policial una hora antes por el delito de "desobediencia judicial".

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!