COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) – Este miércoles por la tarde, un hombre de apellido Arias, de 26 años, quedó detenido luego de que peleara con dos policías, intentara escapar y fuera capturado nuevamente por los oficiales. La Policía había acudido al lugar, en el barrio las 1008 Viviendas, por un caso de usurpación que involucraba a la familia del hombre. Dos policías resultaron heridos y uno debió ser trasladado al Hospital Regional.

Un vecina denunció que habían usurpado un departamento, por lo que la Policía se acercó al lugar. Allí, identificaron a una mujer y, cuando se estaban yendo, el hermano de ella lanzó una piedra a uno de los móviles y le rompió un vidrio. Los oficiales regresaron al lugar y allí se produjo una pelea con la familia. Acosta fue atrapado cuando intentaba escapar y quedó detenido.

En el episodio, un policía recibió un puntazo en el brazo, y debió ser trasladado al Hospital Regional. Otro oficial sufrió también lesiones en la cara. Además, otro de los móviles tiene dos impactos de bala, cuyo origen aún se desconoce.

La familia involucrada denunció que “hubo abuso de autoridad”. Una mujer embarazada, que pertenece a la familia, tiene un hematoma por un disparo de bala de goma en la panza, y un bebé de 7 meses, en el pie.Sin embargo, la Policía sostiene que no es responsable de las lesiones porque no llevaron armas con las que pudieran disparar esas balas.