Este sábado a la madrugada personal policial de la Seccional Primera, con el acompañamiento de la Agencia Provincial de Seguridad Vial, realizó un operativo de control vehicular en 25 Mayo y San Martín, y cuatro conductores dieron positivo de alcoholemia.

Según se informó, tres vehículos fueron trasladados al corralón municipal y quedaron a disposición del Tribunal de Faltas N° 2.

Se negó al test de alcoholemia y terminó demorado, con el auto secuestrado y sin licencia

Mientras que el conductor de un Vento fue demorado por negarse a realizar el test de alcoholemia, procediéndose al secuestro de su vehículo y reteniendo su licencia de conducir.

Se negó al test de alcoholemia y terminó demorado, con el auto secuestrado y sin licencia