Para mañana a las 9 horas está previsto que se inicie en la Oficina Judicial de Rawson el juicio oral y público en el que se encuentra imputado Cristián Eguillor por el delito de negociaciones incompatibles con la función pública, por un presunta hecho ilegal en momentos en que era titular de la obras social SEROS.

El hecho a investigar está relacionado con un aumento en las prestaciones médicas que benefició entre otros prestadores, a la empresa de diagnóstico por imágenes TESLA en la que el imputado era contador, además de ser amigos de sus propietarios.

El tribunal de enjuiciamiento estará integrado por los jueces Martín O´Conor, Alejandro De Franco e Ivana González.

La investigación realizada por la Unidad de Investigación de Delitos contra la Administración pública a cargo del fiscal general Omar Rodriguez, es un desprendimiento de la llamada causa “Embrujo” en la que la mayoría de los imputados fueron hallados culpables.

Al momento de presentar la acusación y en la audiencia preliminar al juicio oral, Rodriguez anticipó que en caso de ser hallado culpable, pedirá para Eguillor una pena de tres años de prisión.

En esas instancias del proceso al describir el hecho, el fiscal general Rodriguez , se refirió a la resolución tomada por Eguillor al momento de conducir la obras social SEROS para otorgar un aumento en las prestaciones en beneficio de la empresa Tesla, con sede en Trelew. Se trata de una empresa dedicada al diagnóstico por imágenes, de propiedad de Pablo Mamet y Juan Blasco a los que consideró “amigos” de Eguillor en donde además el imputado oficiaba de contador a través de una persona que mencionó de apellido San Martín.

“Hubo una clara intención de beneficiar a esa empresa y a sus amigos y puso su interés particular por encimo del interés público. La actitud de Eguillor fue parcial, infiel y poco transparente”, dijo Rodriguez.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!