CHILE - Carolina Ximena Tapia se convirtió en uno de los personajes nefastos del último mes en Chile. La mujer de 38 años se grabó golpeando a su hija de dos años, todo para vengarse de su expareja, que había sido detenido recientemente.

“Mirá lo que hago con tu hija. Mirá lo que hago con tu hija porque no la quiero“, le dice la mujer a la cámara en una secuencias donde se ve cómo le da cachetadas a la menor y le tira del pelo.

La expareja de Tapia había sido detenida en Santiago de Chile, dos días antes del incidente entre la mujer y su hija, y logró viralizar el material a pesar de estar detenido.

Luego de la difusión de las imágenes, Tapia aseguró que se arrepentía de lo que había hecho y se excusó con que lo que había hecho fue producto de un marco de ira que descargó contra su hija.

La chilena de 38 años afirmó que antes del video de la discordia le envió a su ex uno donde destroza todos los papeles de su empelo. Sin embargo, sintió que necesitaba hacerle más daño y por eso golpeó a la menor.

“Me sentí mal, me bloqueé. Todos cometemos errores y no soy la única, hay mamás que son peores que yo”, dijo Tapia en su defensa y reveló que se sentía tan frustrada con su expareja, que le pegó a su hija “para que le doliera a él”.

Tras la difusión del video, la mujer fue detenida y la policía descubrió que la menor, quien se encontraba junto a su hermano, presentaba signos de desnutrición.