Este martes, el personal de la policía de Río Negro debió mediar durante más de 90 minutos con un hombre que se había atrincherado con su hija de tres años y amenazaba con quitarse la vida. Ocurrió en una caasa del barrio Los Álamos, en la zona sur de El Bolsón. 

Según pudo informar el comisario Miguel Ángel Relmo, “alrededor de las 18.45 del martes, recibimos el llamado de una vecina de la calle 25 de Mayo al 600, dando cuenta que su pareja estaba sumamente alterado y amenazaba con quitarse la vida y prender fuego la casa, mientras tenía en los brazos a su hija de tres años”.

Una vez que los agentes arribaron al domicilio,“se encontraron con el hombre en la planta alta y el sargento a cargo comenzó un dialogo con él. Luego de largo rato, pudo rescatar a la menor y entregarla a su madre”. En tanto, el protagonista “siguió encerrado en su habitación, amenazando con arrojarse por la ventana”.

En ese mismo momento, se solicitó la presencia de una dotación del cuartel de bomberos voluntarios, ante la presunción de fuego en el lugar.

En el caso intervino la fiscalía local, quien dictó una orden de allanamiento. De esta manera, los policías lograron derribar la puerta y detener al sujeto. El operativo “se extendió por más de tres horas, hasta lograr calmarlo y trasladarlo hasta la guardia del hospital”.

"No se constató de que tuviese armas en su poder, pero amenazaba permanentemente con incendiar la vivienda utilizando una garrafa”, informó el jefe de policía.

Asimismo, el jefe policial consultado destacó “la tarea del personal del servicio de calle afectado al incidente, principalmente por su arrojo para rescatar a la nena y ponerla a resguardo, además de garantizar que esta persona no se autolesione”.

Luego, un informe de Salud Pública confirmó “que este hombre se encontraba muy alterado, con cierto grado de agresividad, motivo por el cual su pareja radicó la denuncia correspondiente ante la Comisaría de la Familia, con la premisa de solicitar la prohibición de acercamiento y otras medidas cautelares”.

En relación al accionar de los uniformados, el comisario Relmo precisó que “el personal está preparado para una instancia de mediación, ya que desde la propia institución siempre se están realizando distintas capacitaciones necesarias para las negociaciones que demandan estos hechos, denominadas de primera instancia o incidentes de resolución primaria”.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!