COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Este jueves se cumplen dos años del hallazgo del cuerpo de Hugo Molina Escobar, el integrante de la Armada Argentina que había llegado a Comodoro junto a una comisión y que murió traes caer por la ladera del Cerro Chenque. Por el hecho fue imputado un joven que posteriormente fue absuelto.

Hugo Molina Escobar tenía 29 años cuando encontró la muerte en Comodoro Rivadavia, a donde había llegado desde Trelew con una comisión por diez días, dado que era miembro de la Armada Argentina.

La noche del domingo 29 de abril de 2018 había salido a distenderse y concurrió a un pub céntrico ubicado en la calle 9 de Julio, de donde se retiró con un grupo de personas que conoció en el mismo local. Esa madrugada concurrió a un cajero automático para retirar dinero y continuó su marcha hacia un destino incierto.

Con el correr de las horas, sus pares, al notar que el marino no retornaba, intentaron comunicarse con él pero no pudieron; lo mismo sucedió con su familia, pero no obtuvieron respuesta alguna. "No es algo que él haría", señalarían en aquel momento conocidos del joven mientras crecía la preocupación por su paradero, lo que motivo que de manera inmediata comenzaran con la búsqueda del joven marino. 

El lunes 30 de abril las investigaciones comenzaron a tener sus frutos y pudieron reconstruir el camino que habría transitado el hombre, hallando finalmente su cuerpo sin vida en la ladera del Cerro Chenque.

En principio se pensó que se trataba de un accidente, que Molina había perdido su rumbo y al desconocer la ciudad quizás había caído al acercarse mucho al borde. Sin embargo para los investigadores había cuestiones que no cuadraban.

Finalmente, lograron dar con quienes estuvieron durante sus últimas horas de vida con la víctima, que lo hicieron subir a un auto junto a ellos para continuar bebiendo en una vivienda del barrio Balcón del Paraíso, pero de acuerdo a lo señalado por testigos uno de los ocupantes del rodado habría mantenido una discusión con la víctima por ser miembro de las Fuerzas Armadas y en un intento por robarle el celular comenzó una persecución por la barriada concluyendo con un trágico destino el joven.

El mismo día del hallazgo del cuerpo se concretaron allanamientos y fue detenido Elías Maldonado, a quien todos apuntaron como victimario.

En agosto de 2019 se realizó el juicio contra el único imputado. De acuerdo al relato de la fiscalía, una vez en el Balcón del Paraíso, Maldonado increpó al marino diciéndole "vos sos vigilante" y ante lo ocurrido la víctima decidió escapar. Sin embargo, detrás de él corrió el sujeto con un arma de fuego y, en un intento por salvarse, Molina cayó por un barranco de 23 metros, sufriendo múltiples fracturas en el tórax y cráneo, lo cual le causó la muerte.

El tribunal integrado por las juezas Gladys Olavarría, Mónica García y Mariel Suárez resolvió por unanimidad absolver a​ Maldonado por el “homicidio en ocasión de robo, con dolo eventual. De acuerdo a su veredicto, no se pudo acreditar con certeza la autoría, que “el occiso fuera empujado hacia el vacío”, ni tampoco “la intensión de desapoderarlo de su celular”, disponiendo su inmediata libertad.

Hoy se cumplen dos años de aquel doloroso hecho para familiares y allegados a Molina, quienes sienten que se quedaron sin justicia.