COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - La Cámara Penal resolvió confirmar en todos sus términos la sentencia contra Facundo Garbarino y Mauro Cárdenas, los inspectores de tránsito municipales que habían sido condenados a 5 y 6 años de prisión por extorsionar a sus víctimas y robarles utilizando una picana eléctrica.

Tras la impugnación de la sentencia condenatoria, finalmente la Cámara Penal de Comodoro Rivadavia dio a conocer la parte resolutiva respecto al pedido, en este sentido, confirmó en todos sus términos la sentencia de ambos imputados, Facundo Garbarino y Mauro Cárdenas, por unanimidad, quienes fueron condenados a 5 y 6 años de prisión por extorsionar a sus víctimas y robarles mediante la utilización de una picana eléctrica.

Si bien el fallo obtuvo el doble conforme, ambos condenados continuarán manteniendo la medida de coerción de prisión domiciliaria, dado que según señalaron los jueces, a pesar del pedido realizado por la Fiscalía de cumplir con arresto domiciliario, no estuvo bien fundamentado.

LOS HECHOS

El primero de los hechos se dio la mañana del 10 de marzo de 2016 cuando la víctima fue obligada a detener su vehículo y abordada por Garbarino y Cárdenas quienes le exigieron los papeles del auto aduciendo que eran empleados de la Brigada de Investigaciones y le exigieron dinero manifestando que el vehículo tenía pedido de secuestro. De esta forma la víctima entregó el dinero en su poder.

El segundo hecho ocurrió dos horas después cuando la segunda víctima fue interceptada por Garbarino y Cárdenas quienes portando bastones extensibles dijeron pertenecer a la Brigada y que iban a secuestrarle el vehículo. Al no contar con dinero, uno de los condenados acompañó a la víctima hasta un cajero automático y lo picaneó.

Al salir del cajero con el dinero, la víctima pudo divisar a una persona a quien le hizo señas y ésta inmediatamente dio aviso a personal policial quienes lograron la detención de ambos inspectores.