Jefes policiales de la localidad rionegrina de El Bolsón anticiparon duras sanciones a los efectivos que patrullen las calles con las manos en los bolsillos.

“El clima no es una excusa” indicaron los jefes de la Comisaría 12° en un documento, en el que todo el personal de calle tuvo que dejar su firma para expresar haber tomado conocimiento de la decisión.

Se trata de una medida interna que sólo alcanza al personal de la Comisaría 12, tanto para quienes realizan patrullajes en la vía pública, participan en allanamientos o diligencias judiciales, operativos o controles de tránsito e incluso para quienes transitan antes o después del servicio, pero utilizando el uniforme.

La directiva lleva la firma del segundo jefe de la unidad, Emanuel Tolosa, y fue la oficina de guardia de la unidad policial la encargada de notificar a todos los empleados.

El argumento de dicha decisión es que los efectivos policiales uniformados y con las manos en los bolsillos dejan una “mala imagen” para quienes publican fotos en redes sociales, medios de comunicación e incluso para los registros fotográficos de las flamantes Body Cam, informó LMNeuquén.