Una asado familiar terminó en tragedia cuando Leandro, un joven de 32 años, se tiró al río para tratar de salvar al hijo de su pareja y logró su objetivo, pero murió ahogado tras ser arrastrado por la corriente.

El hecho sucedió a orillas del ramal que une al río San Juan y el canal Céspedes, e impactó al deporte sanjuanino ya que Leandro era un reconocido jugador de futsal.

Este domingo, el hombre sanjuanino había llegado junto a su pareja Mariana Herrera, la pequeña hija de ambos y dos nenes más -hijos de la mujer- para comer un asado familiar. Sin embargo, todo lo que era alegría terminó en tristeza luego de que a su hijo, que jugaba al borde del río, se le cayó un juguete al río y por querer sacarlo, cayó también al agua. 

Leandro logró salvar al pequeño, pero él no pudo salir y falleció. Su cuerpo fue hallado el lunes en la mañana muy cerca de calle Las Moras, después de un intenso operativo de búsqueda de Bomberos y la Policía.

Leandro fue un jugador muy reconocido en el ambiente del futsal sanjuanino.
Leandro fue un jugador muy reconocido en el ambiente del futsal sanjuanino.

Según informaron desde el entorno a Tiempo de San Juan, la víctima había integrado el equipo pionero del barrio y había sido parte del ascenso a la B de la Liga Sanjuanina. Hasta había diseñado el escudo que luce hasta la actualidad en el CGT.

Compañeros, entrenadores y directivos del club de futsal se expresaron en redes sociales tras la tragedia. “Hasta siempre Roca” (así lo apodaban), expresaron en Instagram. “La pronta resignación a toda la familia. Será un héroe para todos”, expresaron en una publicación que compartieron en el perfil oficial de la institución.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!