SANTIAGO DEL ESTERO (ADNSUR) - Una mujer y su hija rompieron el aislamiento obligatorio por el coronavirus en Santiago del Estero para asistir a un asado familiar sin pensar que eso se convertiría en un verdadero drama irreversible. La adolescente fue violada por el marido de su prima y, como consecuencia, quedó embarazada.

El hecho conmocionó a la localidad de General Taboada de esa provincia. El acusado, que tiene 36 años, le pidió a la chica, durante la reunión, que lo acompañe a buscar bidones de agua.

La madre de la víctima le dio permiso sin desconfiar de las intenciones del hombre, pero en el camino, se desvió y llevó a la joven hasta un terreno baldío, donde la obligó a desnudarse y abusó sexualmente de ella, según detalló TN este miércoles. 

Luego de violarla, el marido de su prima la amenazó: le dijo que si llegaba a contárselo a alguien iba a pasarle algo peor.

Así fue como ambos volvieron a la reunión como si nada hubiera pasado, y aunque la joven no habló más en toda la noche nadie pareció advertirlo.

Días después, la víctima le dijo a su mamá que tenía un atraso en su menstruación y en el hospital los médicos confirmaron que estaba embarazada. Recién entonces pudo hablar del abuso que había sufrido aquél día y que había ocultado también por miedo a su agresor.