COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - El tribunal de juicio integrado por los jueces Raquel Tassello, Jorge Odorisio y Miguel Caviglia, consideró probada tanto la materialidad como la autoría del robo violento ocurrido el 7 de diciembre de 2019 en una casa de Km.5 por parte de los coimputados Diego Leviñanco y David Ramos. 

Allí analizaron también la calificación legal escogida y la seriedad en relación al monto de pena y la unificación, considerando que es un acuerdo serio y que por ello debe ser homologado.

El otro coimputado en la causa, Zarazaga, fue condenado el año pasado a 4 años de prisión efectivos por su participación.

Las partes solicitaron el trámite de proceso abreviado suscripto por las partes y sus defensores y ratificados en la audiencia. Prestaron conformidad y participación en los hechos descriptos, su calificación legal y el monto de pena establecido, encontrando que la pena escogida es adecuada en su monto, por las características de los hechos y la extensión del daño causado, según detalló el Ministerio Público Fiscal.

Por ello, el tribunal resolvió homologar el presente acuerdo abreviado celebrado entre la fiscal, Andrea Rubio y el imputado David Ezequiel Ramos y su defensor de confianza, Guillermo Iglesias; y condenarlo a la pena de 6 años y 8 meses de prisión de efectivo cumplimiento y declararlo reincidente por primera vez, por encontrarlo coautor del delito de “robo agravado por ser cometido en lugar poblado y en banda, con arma de utilería y con arma impropia, y por haber causado lesiones graves a las víctimas, todo en concurso ideal”.

También el tribunal dispuso revocar la libertad condicional de David Ramos, unificando la pena impuesta anteriormente, e imponiendo la pena única de 7 años y 6 meses de prisión de cumplimiento efectivo.

Seguidamente, el tribunal resolvió homologar el presente acuerdo de juicio abreviado celebrado entre la fiscal, la defensora pública Cristina Sadino y el imputado Diego Leviñanco, e imponiéndole la pena de 6 años y 8 meses de prisión de cumplimiento efectivo y declararlo reincidente por segunda vez, por encontrarlo coautor del delito de “robo agravado por ser cometido en lugar poblado y en banda, con arma de utilería y con arma impropia, y por haber causado lesiones graves a las víctimas, todo en concurso ideal”.

Revocó asimismo su libertad asistida dictada en una causa anterior, unificando la pena impuesta anteriormente con la presente e imponiendo la pena única de 7 años de prisión de cumplimiento efectivo para Leviñanco.

EL ROBO

El robo ocurrió el 7 de diciembre de 2019 a la 01.10 hs. aproximadamente, cuando Diego Ezequiel Leviñanco, David Ezequiel Ramos y José Antonio Zarazaga llegaron a la casa ubicada en la calle Código 1609, al 500 de barrio Presidente Ortiz, Km 5 de esta ciudad, en un Chevrolet Corsa conducido por Zarazaga. Ramos y Leviñanco se bajaron con un arma, entraron a la casa tras forzar la puerta de ingreso y, al escuchar ruidos la víctima, que dormía con su pareja en la planta alta, salió de la habitación y se encontró con los delincuentes en el living.

En esas circunstancias, Ramos le apuntó con el arma a la víctima y le pegó un culatazo en la cabeza, mientras le exigía que le dé la plata. Los imputados encerraron a las víctimas en una habitación,  y Ramos golpeó en la cabeza con el arma a una de las víctimas, provocándole lesiones consistentes en fractura de parietal izquierdo. 

Posteriormente, los imputados comenzaron a revisar toda la casa para buscar cuando llegó la policía. Al observar la presencia del patrullero, Zarazaga se escapó en el auto y fue perseguido por los policías, que lograron atraparlo sobre Gabriela Mistral y Ricardo Gutiérrez.