COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - En horas de la mañana del presente martes se concretó vía videoconferencia la audiencia de revisión de la prisión preventiva para uno de los dos imputados en la causa, Gonzalo Barría. La defensora solicitó nuevamente el arresto domiciliario; el fiscal se opuso a ello y requirió se mantenga la prisión preventiva. Finalmente, el juez penal resolvió mantener la prisión preventiva del imputado hasta el próximo 27 de octubre. 

La defensora que solicitó la audiencia requirió la morigeración de la prisión preventiva de Barría, que ya le había sido otorgada por el juez natural, y que luego le fuera revocada por un tribunal revisor por considerar el Informe Social insuficiente. Luego se requirió la ampliación de dicho informe social con entrevistas con distintos miembros de la familia que no tenían objeción para recibirlo en el hogar. La defensora concluyó que se encuentran dadas las condiciones para morigerar la prisión preventiva por un arresto domiciliario ya que “no existen los peligros de fuga ni de entorpecimiento”, según detalló la fiscalía este martes.

En contraposición, el fiscal Julio Puentes se opuso a la petición de la defensa de morigerar la medida de coerción vigente, ya que se encuentran vigentes los peligros de fuga y entorpecimiento. El imputado es con probabilidad el coautor del hecho grave ya que la causa se elevó a juicio el pasado 27 de agosto, por la calificación jurídica escogida por el Ministerio Público Fiscal.

El fiscal argumentó que con el arresto domiciliario hay una alta probabilidad de que el imputado se pueda escapar. "El hecho elevado a juicio fue grave, cometido en la nocturnidad, robo agravado por escalamiento y con arma impropia", recordó e indicó que además existe peligro de fuga por las características graves del hecho y la pena que se espera como resultado del proceso; también peligro de entorpecimiento ya que su soltura puede influir sobre testigos en el próximo debate.

El fiscal también se refirió a que Barría no tiene arraigo en la ciudad ya que su núcleo familiar está en la localidad del El Bolsón, solicitando que se mantenga la prisión preventiva de Barría hasta el próximo 27 de octubre o bien hasta que se realice el debate.

Finalmente, el juez penal mencionó el hecho como grave, ya que el mismo ocurrió en horas nocturnas, con la víctima durmiendo, manteniendo la prisión preventiva de Barría hasta el próximo 27 de octubre en base a la existencia del peligro de entorpecimiento y de fuga. La situación procesal en la que se encuentra la causa, elevada a juicio, lo llevaron a modificar esa decisión anterior que tomó, adujo el juez.

EL HECHO

El ilícito elevado a juicio aconteció el 20 de mayo pasado, cuando siendo aproximadamente las 01:05 hs., Matías Alejandro Barrionuevo y Gonzalo Barría se presentaron en el edificio n° 28 del Sector 3 del Barrio 30 de Octubre propiedad de la víctima. En esas circunstancias escalaron aproximadamente tres metros y medio, desde el suelo hasta el techo que recubre la puerta de ingreso al edificio, de ahí hasta la ventana del lavadero del departamento de mención, y previo a romper el vidrio del lavadero de 6 metros de altura aproximadamente, ingresaron a la vivienda y aprovechando que la víctima se encontraba durmiendo, colocaron sobre su cabeza un almohadón, y mediante la utilización de una barreta de hierro con punta comenzaron a golpear a la víctima en su cabeza, causándole cortes en la misma, manifestándole “ entregame la plata entregame todo”, mientras presionaban su pecho.

Luego los imputados sustrajeron un celular nuevo, una billetera que tenía un DNI a nombre de la víctima, dinero en efectivo y diversos elementos. Los imputados se vieron sorprendidos ante la llegada de la policía tras ser alertados los efectivos por un llamado anónimo, escuchando los gritos de la víctima quién desde su vivienda que vociferaba “me robaron; esos que van a salir me robaron”, momento en el cual personal policial observó la salida del edificio de Barrionuevo y Barría, lográndose en un primer momento la aprehensión de Barrionuevo, dándose a la fuga Barría; quien luego fuera también detenido.

Presidió el acto Martín Cosmaro, juez penal; por el Ministerio Público Fiscal se hizo presente Julio Puentes, fiscal general; en tanto que la defensa de Barría fue ejercida por Lilian Borquez, defensora pública.