Un tremendo hecho delictual sucedió este viernes en el barrio porteño de Ramos Mejía. Dos hombres intentaron robar una camioneta Amarok y cuando pretendían darse a la fuga, un vecino intervino y le disparó en la cabeza a uno de ellos. El delincuente restante, un joven de 18 años, fue capturado por la Policía.

Fuentes policiales aseguraron que este vecino, un comerciante de la zona de 57 años, se subió a su auto y persiguió un par de metros a los delincuentes, hasta que los interceptó y efectuó un disparo con su arma reglamentaria.

Minutos después, la camioneta en la que circulaban los ladrones colisionó contra otro vehículo. Ahí se constató la presencia de un sujeto con un disparo en la cabeza, en el asiento conductor de la Amarok que había sido robada. La ambulancia trasladó al delincuente herido sin signos vitales a un centro asistencial en donde informaron que su estado es reservado.

En tanto el otro delincuente de 18 años se dio a la fuga a pie, aunque más tarde lograron demorarlo, tras la puesta en práctica de un operativo cerrojo.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!