BUENOS AIRES (ADNSUR) - Una banda que realizaba entraderas terminó de caer en las últimas horas por un detalle inesperado: el ladrón que faltaba encerrar se conectó a Netflix en una TV robada y eso les permitió a los investigadores rastrear su ubicación.

El electrodoméstico lo había robado junto a dos cómplices a mediados de julio, en una entradera en Lomas de Zamora. Los otros dos integrantes de la banda habían sido detenidos durante un allanamiento en Temperley hace unos días.

Conectarse a Netflix les permitió rastrear a los investigadores su ubicación en un domicilio del barrio porteño de Mataderos, donde detuvieron al delincuente.

El ladrón, de 30 años, poseía otros electrodomésticos robados como dos notebooks y una cafetera. Los tres hombres quedaron imputados por "robo agravado modalidad escruche" y serán interrogados en las próximas horas.

El intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, evaluó hace días que la inseguridad en el conurbano bonaerense "tiene un componente multicausal" y sostuvo que "la provincia de Buenos Aires está tomando cartas en el asunto junto al Gobierno en un gran esfuerzo".

"Atribuirlo solo a una causa me parece incompleto", afirmó Insaurralde, consultado sobre las prisiones domiciliarias otorgadas por la Justicia a partir de la pandemia de coronavirus.

En tanto, el jefe comunal explicó que "en la primera parte de la pandemia había bajado la actividad económica y también el delito" y señaló que "ahora se están recuperando los índices delictivos del momento en que empezó la cuarentena".

"En Lomas de Zamora hay 40 nuevas patrullas y todas las semanas desde hace 20 días se incorporan fuerzas federales de Gendarmería", había contado el intendente en una entrevista.

Fuente: Clarín