COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - El robo de 30 dosis de la vacuna Sputnik V en el Hospital Regional  fue primicia de ADNSUR este lunes, y causó un revuelo en la región y el país. Las dosis corresponden a la segunda etapa de vacunación para quienes ya recibieron la primera dosis y fueron sustraídas del Hospital Regional. Este miércoles, en conferencia de prensa, se brindaron detalles sobre la investigación. 

Tras el análisis de las cámaras de seguridad , el martes  se desarrollaron 15 allanamientos en distintos lugares de Comodoro Rivadavia.  Y esta mañana, desde el Ministerio Público Fiscal se brindaron precisiones sobre el avance de la investigación. Pablo Lobos,  jefe de la División de Investigaciones Policiales, indicó que fueron 15 los allanamientos que se llevaron adelante durante el martes en distintos puntos de la ciudad. Con 60 efectivos y donde se procedió al secuestro de de aparatos de telefonía celular que serán sometidos a análisis en las próximas horas. 

Por su parte, Juan Carlos Caperochipi, jefe de fiscales, indicó que existió una demora entre el hecho que habría ocurrido entre el 26 y 27 de enero y la presentación de la denuncia. “Deberán dar explicaciones las autoridades”, dijo. Y destacó que esto “Nos condiciona en la obtención de la prueba”.

"Este es un hecho grave que si bien está calificado bajo la carátula de hurto, el bien jurídico que se afecta no es solo la propiedad, sino también afecta toda la cuestión de salud y seguridad de las personas en el marco de una pandemia. Así que no descartamos que haya un cambio de calificación que agrave este hurto”, dijo.

Respecto de los allanamientos a los empleados del hospital, dijo que “Eran los sospechados en términos generales, empleados públicos”, y afirmó que “Es un hecho que revela las más bajas condiciones morales de algunos miembros de la sociedad y vamos a tratar en la medida de las posibilidades de esclarecer”. 

Finalmente, Caperochipi señaló que se van a investigar los recaudos que no estuvieron presentes para custodiar las vacunas y la causa se agravaría bajo la calificación de  “ hurto calamitoso” . Mientras aclaró que las cámaras de seguridad del hospital "no arrojaron resultados positivos”.