COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) -  El ministro de Seguridad del Chubut, Federico Massoni, se refirió - en conferencia de prensa - al avance de las investigaciones para dar con los responsables del hurto de 30 dosis de la vacuna Sputnik V en el Hospital Regional,  por la que se realizaron este martes 15 allanamientos  en domicilios de empleados de la salud. 

El funcionario reconoció el perjuicio que genera, en el marco de la investigación por el robo, que la denuncia se haya presentado dos semanas después de cometido el hecho.   "Un sumario no es lo mismo que una denuncia. Acá había un delito manifiesto , vacunas que debían estar bajo el resguardo de una persona responsable y en un lugar donde debían tomarse todas las medidas, han desaparecido", aseguró.

Asimismo, Massoni señaló que “no desaparecen las cosas porque si. El sumario interno que desarrolle Salud no tiene que afectar la realización de la denuncia”, dijo sobre el impedimento que se genera "para llegar rápidamente a los responsables" con este tipo de demoras.

"Hemos puesto toda la carne a la parrilla porque vamos a ir a buscar los responsables aunque nos cueste muchísimo más, tenemos que encontrar a los responsables  este hecho que es nefasto para la ciudadanía y es nefasto, porque entendemos que puede haber sido provocado por empleados públicos”, manifestó.

Massoni además indicó que,  “ha fallado lo que es la custodia”  y señaló que a partir del martes se tomó la determinación de que las cámaras del hospital sean monitoreadas por el centro de monitoreo,  para tener un soporte de " 25 días y no de cuatro días". También señaló que se buscará acelerar el proceso de vacunación para que las dosis no queden guardadas en stock tantos días.

Las cámaras del hospital Regional serán monitoreadas por el centro de monitoreo.
Las cámaras del hospital Regional serán monitoreadas por el centro de monitoreo.

Respecto de las posibles medidas de sanción para quienes no realizaron la denuncia oportunamente, el titular de la cartera de seguridad aclaró que “eso lo va a establecer el ministro de Salud”. 

En este contexto, el fiscal jefe Juan Carlos Caperochipi señaló que se van a investigar los recaudos que se tuvieron en cuenta para custodiar las vacunas, y  que la causa se agravaría bajo la calificación de  “ hurto calamitoso” . Mientras aclaró que las cámaras de seguridad del hospital "no arrojaron resultados positivos”, y no pudieron birndar informacion para sumar a la invetsigación.