Los dos jóvenes imputados por el violento robo en el Automovil Club Argentino de Trelew el jueves pasado quedaron detenidos preventivamente por el lapso de 15 días mientras se formaliza la apertura de investigación. 

El asalto sucedió en pleno centro de Trelew, a las 10:30 horas, y fue la gota que rebalsó el vaso que hizo que comerciantes se movilizaran al otro día en reclamo de seguridad. A raíz de este hecho, sumado al robo a un camionero en la YPF "Mica" que sucedió el viernes, la Cicech pidió una reunión urgente con el ministro de Seguridad, Miguel Castro.

Los dos sujetos están acusados por el delito de "robo agravado" al ACA de Trelew; uno de los delincuentes se hizo pasar por un playero, y engañó al empleado administrativo al que lo redujeron y se llevaron unos 300.000 pesos.

Los asaltantes huyeron en un vehículo que habían dejado estacionado a pocas cuadras de la estación de servicio. Los policías lo persiguieron en moto hasta la zona oeste de la ciudad, donde fueron capturados.

En la audencia de control, la defensa denunció que uno de los detenidos tiene heridas de bala en la cabeza y en el abdomen, y adelantó que va a acusar a los policías que los persiguieron ante la "comisión de Violencia Institucional".

El detenido que resultó herido negó haber utilizado armas durante la persecución y denunció que los policías les dispararon. La defensa requirió que hagan pericias al automóvil en el que se fugaron los asaltantes para constatar si hay orificios de bala.

En virtud de esto, la causa por un robo agravado poblado y en banda en el que redujeron a un empleado del ACA, ahora podría dar un giro inesperado y terminar con los policías acusados.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!