INGLATERRA (ADNSUR) - Un inodoro de oro sólido de 18 quilates y un valor de un millón de dólares fue robado de una exposición de arte que se exhibe en el Palacio Blenheim, en Oxfordshire, Inglaterra, donde nació el ex primer ministro británico Winston Churchill en noviembre de 1874. Hasta el momento las autoridades han detenido a un hombre de 66 relacionado con el crimen.

La obra de arte llamada "América" fue instalada en una cámara de madera frente a la habitación en la que nació Churchill. El artista italiano Maurizio Cattelan creó este inodoro completamente funcional para el Museo Solomon R. Guggenheim en Nueva York, y ahora formó parte de la exhibición titulada "La victoria no es una opción" del Palacio de Blenheim.

Desde hace dos días los visitantes hicieron largas filas para pasar tres minutos al lado del sanitario hecho con oro sólido de 18 quilates y un valor de USD un millón.

Pero esta mañana la policía de Thames Valley confirmó que un grupo de hombres ingresó al Palacio de Oxfordshire y sustrajo la pieza artística durante la madrugada de este sábado sin que hasta el momento se tenga conocimiento de su paradero.

"La obra de arte que ha sido robada es un inodoro de alto valor hecho de oro que se exhibió en el palacio", declaró Jess Milne, inspector detective.

"Los delincuentes irrumpieron en el palacio durante la noche y dejaron el lugar a las 04:50 horas (03H50 GMT). Nadie resultó herido durante el robo", dijo la policía local.

"El robo ha causado importantes daños e inundaciones porque el inodoro estaba unido a la tubería del edificio. Creemos que el grupo de delincuentes utilizó al menos dos vehículos durante el robo", añadió Milne.

Un hombre de 66 años fue arrestado por el hurto en este palacio del siglo XVIII de Oxfordshire, donde una exposición de las obras de Cattelan se inauguró el jueves, pero la obra de arte no ha sido recuperada hasta el momento.

El museo permanecerá cerrado este sábado para colaborar con las investigaciones, pero reanudará actividades durante la mañana de este domingo.

Este robo ocurrió a un mes de que el medio hermano del duque de Marlborough, Edward Spencer-Churchill, aseguró que esta pieza no sería "lo más fácil de robar".

"En primer lugar, está conectado y, en segundo lugar, un ladrón potencial no tendrá idea de quién fue el último en usar el baño o qué comieron. Así que no, no planeo protegerlo", declaró Spencer-Churchill a The Times.

El personal del Palacio Blenheim usó su cuenta de Twitter para pedir alguna información que abone a la investigación que realiza la Policía local y localizar la pieza de gran valor hurtada este sábado.

"Es una lástima que se haya tomado un artículo tan precioso, pero todavía tenemos tantos tesoros fascinantes en el Palacio y los artículos restantes de la exposición para compartir", añadió.

"Estamos muy agradecidos con nuestro personal y con la policía de Thames Valley por sus reacciones rápidas y valientes. Sabíamos que había un gran interés en la exposición de arte contemporáneo de Maurizio Cattelan, con muchos listos para disfrutar de las instalaciones", reiteró el centro cultural.

El artista explicó a The Guardian que realizó este inodoro de oro por ser un objeto que se utiliza diariamente: "El baño es un lugar que todos frecuentan y ven durante su rutina diaria. Cuando comencé a pensar en este trabajo, ese punto fue bastante inspirador. Luego vino el material: el oro es el material religioso por excelencia, más la esencia misma de la cultura capitalista. Me reí de la idea, hablé con algunos amigos y bromeé sobre ello con ellos. Entonces me di cuenta de que podría ser interesante combinar el material más raro con el sitio más común".

"Ofrece la promesa de un sueño americano por excelencia: acceso a oportunidades y desarrollo para todos, al tiempo que hace visible lo que no es posible para la mayoría: el oro", indicó.

Cattelan mencionó que hasta el momento no ha podido usar el baño porque siempre tiene visitantes y esperaba poder ocuparlo durante la exposición en el Palacio Blenheim, publicó Infobae.