Una religiosa fue rescatada de un convento en Salta, donde permanecía contra su voluntad luego de haber decidido dejar los hábitos. El Vaticano había informado su baja , sin embargo desde el convento le habían negado el libre albedrío.

Ocurrió en el Convento San Bernardo, de la ciudad de Salta, donde la justicia debió actuar para retirar del lugar a una ex religiosa que permanecía contra su voluntad, aún cuando las autoridades del Vaticano habían aceptado su dimisión.

Según publicó Minuto Uno, la exmonja había recibido la baja eclesiástica pero las autoridades del convento administrado por la orden de Carmelitas Descalzas, religiosas de la clausura, y dependiente del Arzobispado provincial, le impidieron que se retirara.

El convento San Bernardo está siendo investigado por privación ilegitima de la libertad. Foto: MinutoUno
El convento San Bernardo está siendo investigado por privación ilegitima de la libertad. Foto: MinutoUno

La justicia de Salta tomó intervención a partir de una denuncia por presunta privación ilegítima de la libertad y con una orden de allanamiento las fuerzas de seguridad ingresaron al predio y la mujer damnificada fue retirada del lugar.

El fiscal que lleva adelante las actuaciones informó que continúan su trámite y que se dispuso el cumplimiento de numerosas medidas tendientes al esclarecimiento del hecho denunciado.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!